otoplastia

La otoplastia sirve para corregir las alteraciones o asimetrías en el tamaño o forma de las orejas, con una incisión en el pabellón auricular se puede modificar el cartílago, así las cicatrices quedan ocultas.

Se usa anestesia local y el paciente es dado de alta en el día, se inicia la viada cotidiana los siguientes días pero usando una prenda de compresión.

Los Mejores Candidatos

En nuestra consulta de Zaragoza tratamos a pacientes que quieran reposicionar las orejas prominentes dejándolas más pegadas a la cabeza, o las personas que deseen reducir el tamaño de orejas grandes. Es una intervención quirúrgica sencilla que ayuda a subsanar muchos problemas psicológicos y sociales que esta deformidad conlleva. La otoplastia se puede realizar a partir de los seis años, ya que en ese momento las orejas ya han completado su desarrollo.

Proceso Quirúrgico

La otoplastia corrige la prominencia o despegamiento de las orejas, situándolas en una posición y tamaño más naturales con respecto a la cabeza. La incisión se suele hacer por detrás de la oreja no dejando cicatrices aparentes. El cartílago de la oreja es remodelado haciendo que se pliegue en los sitios adecuados y extirpando una elipse de piel, que se sutura. A veces es necesario extirpar una parte del cartílago para obtener una oreja más natural.

La intervención se puede realizar en consulta bajo anestesia local y sedación en adultos o general para los niños.

Postoperatorio inmediato

Al finalizar la cirugía se coloca un vendaje que proporciona protección y facilita el modelado de las orejas. Durante los dos o tres primeros días puede haber algunas molestias, habitualmente controlables con la medicación recomendada por el médico. La mayoría de los adultos se incorporan a una vida normal a los 3 días de la cirugía; los niños vuelven al colegio en unos 7 días.

Quiero Pedir una Cita

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto (requerido)

Mensaje