aumento pecho Zaragoza

El aumento mamario o mamoplastia de aumento, es la intervención quirúrgica que se realiza para aumentar el tamaño del pecho y mejorar su forma, mediante la colocación de un implante mamario.

El aumento de mamas es una técnica muy demandada y ayuda a mejor el autoestima de muchas mujeres. Las indicaciones para un aumento de mamas pueden ser el deseo de la paciente de aumentar el volumen de las mamas, corregir una asimetría mamaria o mejorar la forma de la mama que se muestra vacía o algo caída.

Para el aumento mamario se emplean prótesis de gel de silicona cohesivo de alta calidad con unas cubiertas especiales que aíslan el gel del cuerpo adecuadamente. Los implantes de última generación pasan unos estrictos controles de calidad de los organismos sanitarios.

Los fabricantes dan una garantía de por vida en sus implantes de silicona. Teniendo en cuenta la complexión anatómica y los deseos de la paciente el cirujano con experiencia elije entre los múltiples modelos de implantes que existen, para conseguir la forma y el tamaño deseado. Además de tener deferentes tamaños, por su forma los implantes pueden ser anatómicos o redondos, más o menos prominentes y tener una superficie lisa o rugosa.

La mamoplastia de aumento está indicada para aquellas mujeres que quieren aumentar su pecho por cuestiones estéticas, por una asimetría en el tamaño de las mamas o, porque después de embarazos o pérdidas de peso, los pechos han disminuido de volumen y/o perdido firmeza.

Utilizamos, habitualmente, la técnica dual por vía submamaria; aunque la técnica más novedosa y que también aplicamos en aumentos de pequeño volumen, es el trasplante de grasa de la misma paciente o lipofilling, sin la colocación de prótesis.

El Procedimiento de aumento de pecho Paso a Paso

La Primera Visita

En tu primera visita a nuestra clínica en Zaragoza tendrás la oportunidad de informar a la doctora de tus objetivos; es importante que acudas a la visita con las ideas claras de cómo te gustaría que fuese tu pecho. Es el momento de comunicarte de la forma más abierta y sincera posible. También es importante que le informes de algunos datos sobre tu estilo de vida; tus actividades rutinarias, si practicas algún deporte o realizas ejercicio físico, si llevas una vida más o menos sedentaria, si tu trabajo habitual es más o menos activo, etc. Además te preguntará los antecedentes de intervenciones o patologías que tengas o hayas tenido y si padeces alergia a algún medicamento.

Durante la exploración física que se realiza en la primera consulta, la doctora valorará no sólo el tamaño de tus mamas sino también si ambas mamas son del mismo tamaño o bien una es ligeramente más grande, si están o no a la misma altura las areolas y los pezones, si hay asimetrías en el tórax, las costillas o el esternón. También valorará la calidad de tu piel, si tus mamas tienen más cantidad de glándula o más de grasa, si tus mamas están caídas o no y en qué grado. La existencia de una ptosis mamaria ( caída de la mama ) debe considerarse muy seriamente, puesto que la colocación de una prótesis sin corrección de la caída conlleva inevitablemente un resultado antiestético.

También tomará medidas del contorno del tórax, contorno mamario, altura de areola y pezón y distancia o curvatura hasta el surco submamario. Además también te preguntará tu estatura y tu peso.

Todos estos parámetros le están dando información sobre el tipo de prótesis que te va a aconsejar y sobre la técnica de colocación.

Tras exponer tus deseos a la doctora y después de explorarte, ésta podrá orientarte sobre la forma, volumen y plano de colocación de la prótesis más adecuados para ti.

A continuación tomaremos fotos en diferentes proyecciones. Además podemos obtener una reconstrucción en 3D para que puedas ver y valorar el resultado antes de la operación.

En la primera visita también podremos hacerte una prueba con probadores que añadimos al sujetador para poder ver los distintos tamaños y mostrarte algunas prótesis para que puedas tocarlas.

En la primera visita te indicaremos el tipo de anestesia más adecuado y los estudios preoperatorios necesarios.

Podremos darte además el presupuesto de tu intervención.

Ficha Técnica

  • Duración:

    De 1 a 2 horas.

  • Anestesia:

    Habitualmente general. .

  • Hospitalización:

    Según el caso podría irse a dormir a casa el mismo día de la intervención o quedarse ingresada una noche y se le dará el alta al día siguiente.

  • Postoperatorio:

    Cuando el implante está colocado detrás del músculo produce más molestias.Falta de sensibilidad durante los tres primeros meses.Hinchazón y algún morado.Posibilidad de hematoma durante las primeras 24 horas que obligue a intervenir de nuevo.

  • Curación:

    Vuelta al trabajo entre 1-2 semanas.

  • Riesgos:

    Contractura capsular o endurecimiento de las mamas por la prótesis.Aumento o disminución de la sensibilidad del pezón.Alguna asimetría. En ocasiones, la mamografía requerirá una técnica especial.

  • Duración del resultado:

    Depende de las características de cada piel.

Quiero Pedir una Cita

Clínica Doctora Yagües
Tlf: 633 288 268
Zaragoza

Pide una Cita
Clínica Doctora Yagües
TLF: 633 288 268
Zaragoza

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto (requerido)

Mensaje

Forma, Tamaño y Tipo de Prótesis. Vía de acceso y plano de colocación.

Es importante que tu cirujano elija el plano -la ubicación donde se sitúan las prótesis- y el tipo de prótesis más adecuadas para tu caso concreto. Esto es algo muy importante, ya que dependiendo de cada constitución física puede ser recomendable un plano u otro.

Todo influye: el tamaño y tipo de implante mamario elegido, tu constitución física, el estado de tu musculatura, el grosor y la elasticidad de la piel, tu forma de vida, etc. Con toda esta información, la doctora te informará de lo más adecuado para tu caso.

Tamaño de la prótesis: ¿Qué talla de me pongo?

Además de los deseos personales, es esencial tener en cuenta la opinión de la doctora para elegir juntas el tamaño adecuado para ti. El tamaño de la prótesis que vamos a elegir está influenciado por el tamaño y forma de tus mamas, las características de la piel y la posición de los pezones y areolas; también hay que tener en cuenta la estatura y las medidas del tórax.

vía acceso cirugía pecho

Forma de la prótesis: ¿Implantes redondos o anatómicos?

Es Importante tener en cuenta que las mamas naturales no tienen una forma redonda. La proyección en el polo superior es menor. Se considera “estético” que el 55% del volumen se encuentre debajo del ecuador del pezón y el 45% por encima.

Hay muchos tipos de implantes . Hay implantes redondos de perfil bajo, medio, alto y extra alto e implantes anatómicos con distintas combinaciones en altura, anchura y proyección; también hay implantes de base redonda con perfil anatómico.

El volumen de la prótesis que te vayas a poner también es importante a la hora de decidirte por anatómicos o redondos. Cuanto más pequeño es el implante, más natural. Y la mayor naturalidad es cuando el implante está completamente cubierto por la mama. Hay poca diferencia en los resultados entre redonda y anatómica cuando se ponen volúmenes “pequeños” como son 180 a 220 cc. Pero en volúmenes mayores sí que hay diferencia. Si queremos más volumen, tenemos que considerar más el diámetro de la base de la mama y su forma. El simulador con los modelos puede ayudar en la decisión.

Por lo general, en las mamas anchas y con una buena forma, las prótesis redondas pueden dar mejores resultados. En las mamas estrechas y con tejido muy tenso es mejor usar una prótesis anatómica. Cuando se trata de mamas que ya han lactado o tras adelgazamiento está indicada la anatómica.

Vía Areolar

Se hace una pequeña incisión en el borde inferior de la areola en la zona que limita la parte mas oscura de la areola y la piel mamaria, y a través de aquí se profundiza en el tejido mamario hasta el plano que se quiere disecar. La ventaja es que si la paciente cicatriza bien , la cicatriz apenas se ve.

La incisión areolar exige atravesar la glándula para colocar el implante. Esto no supone un problema para la glándula, aunque hay algunos trabajos que sugieren que el implante se puede contaminar con las bacterias habituales de la glándula cuando se coloca por esta vía y que si produce la contractura capsular pudiera deberse a esta contaminación. No hay datos concluyentes al respecto.

Vía Inframamaria

Se hace una incisión de unos 4 cm en el surco mamario para acceder al plano que queremos disecar. Es algo mas visible, sobre todo al principio pero no se toca el tejido mamario por lo que es de elección si deseas dar de mamar en el futuro. No la aconsejamos cuanto el polo inferior de la mama es corto (distancia desde el pezón al surco submamario).

Vía Axilar

Es una vía “ciega” porque tienes que llevar la prótesis desde la axila hasta el surco submamario. La cicatriz queda disimulada en el pliegue de la axila.

La incisión en la axila suele parecer un pliegue o una estría a largo plazo. Al principio aparece como una línea roja que sólo se ve cuando se levanta totalmente el brazo. Una desventaja de esta zona es que en las primeras semanas se nota tirantez y hay que hacer unos ejercicios de estiramiento para ir liberando la tensión. El principal problema que le encuentro es que si la paciente cicatriza mal , esta cicatriz será muy visible, más que con el resto de accesos.

La vía areolar es la más utilizada. La vía submamaria también es una vía directa pero exige una planificación mayor en cuanto a la colocación exacta de la cicatriz para que quede en el surco submamario. La vía axilar es la que menos utilizo porque no me gusta la cicatriz axilar y porque cuando haya que recambiar el implante habrá que hacerlo por otra vía y habrá que hacer una nueva cicatriz.

Las incisiones dejan cicatrices, y no podemos modificar mucho cómo una persona va a cicatrizar. Todas las incisiones son buenas si la cicatrización es buena; de modo que una buena cicatriz será prácticamente invisible a largo plazo independientemente de dónde la coloques.

La pérdida de sensibilidad no depende tanto de la vía de abordaje sino de lo grande que sea la prótesis y por tanto el bolsillo que hacemos. Los nervios que van a la mama y a la areola salen desde los espacios entre las costillas y al hacer el bolsillo se lesionan. Si el bolsillo es muy grande, el nervio más importante que está en la parte lateral del cuadrante inferoexterno se ve comprometido. La recuperación será por tanto más lenta. En cualquier caso, las cicatrices tienen siempre una sensibilidad inferior o nula con respecto a la piel normal.

Dejo elegir a la paciente la elección de la vía de abordaje tras explicarle las ventajas e inconvenientes y explicarle la que considero más adecuada en su caso.
Evidentemente si una paciente tiene una areola muy pequeña, le indicaremos una vía submamaria.

Rara vez indico una vía axilar.

Visita Previa a la Intervención y Preoperatorio

Unos días antes de la fecha prevista para la intervención, la doctora corroborará que los datos de las pruebas preoperatorias que te prescribió son lo suficientemente seguros para realizar la cirugía. Si eres una persona sana, no habrá problemas para continuar el proceso y se te citará definitivamente para el día y hora de la operación. Hasta entonces, continúa tu vida con toda normalidad.

En esta segunda visita también te daremos un documento que se llama “consentimiento informado de la cirugía”, para que lo puedas leer con tranquilidad en tu casa y en el que viene escrito todo lo que hemos comentado en la consulta. Este documento debe firmarse al menos 24 horas antes de la intervención y no es más que la autorización tuya como paciente para que te realicemos dicha intervención.

Para una intervención de mamoplastia de aumento son necesarios:

  • Un análisis de sangre
  • Una mamografía
  • Una radiografía de tórax
  • Un electrocardiograma

Todo ello te será prescrito por la doctora en la segunda visita.

Recomendaciones Antes de la Cirugía

Es recomendable comenzar unas semanas antes con la hidratación de los pechos con una crema hidratante, para preparar tus senos y su piel para la dilatación que supone el aumento de mamas.

Intenta dejar de fumar, el tabaco es muy perjudicial y los tejidos necesitarán aportaciones extras de oxígeno para regenerarse con la mayor rapidez posible. Tu salud se lo agradecerá y tu cicatrización siempre será mejor.

El Día de la Cirugía

Y por fin llegó el día tan esperado . Es normal que durante los días previos te hayas sentido algo más nerviosa de lo habitual. Aun así procura descansar la noche anterior todo lo posible. Debes asegurarte de estar en ayunas, no pudiendo tomar nada, ni agua durante las ocho horas previas a la hora prevista de intervención. Por la mañana, dúchate con un jabón neutro y evita cremas hidratantes. Retira también la pintura de las uñas de pies y manos si llevas y todos los objetos metálicos y joyas. Entre los objetos personales que has de llevar al hospital, no olvides tu neceser, unas zapatillas y un simple camisón o pijama. Una vez efectuado el ingreso, se te entregará ropa interior aséptica y te bajarán al área quirúrgica.

La doctora dibujará en tu cuerpo unas líneas que tienen la función de guías para la intervención. Posteriormente la zona a intervenir se limpiará cuidadosamente y se recubrirá con una solución compuesta por yodo y otras sustancias, las cuales servirán para desinfectar toda la zona a operar. Es entonces cuando conocerás al equipo de anestesistas, y aquí comienzan los preliminares de la intervención. Te administrarán anestesia general y entrarás en un profundo sueño mientras se efectúa la operación. Cuando te despiertes, te habrán colocado un vendaje en el pecho.

Después de la Cirugía

Estarás un tiempo en la sala de reanimación postquirúrgica y después te subirán a tu habitación donde te esperan las personas que te han acompañado.

No es una operación dolorosa. Duele más cuando se colocan los implantes detrás del músculo o cuando son muy grandes. La noche después de la intervención, quedarás ingresada para ponerte analgésicos endovenosos y no tienes por qué sentir dolor . Si lo deseas podrás estar acompañada de algún familiar o amigo.

Pondremos un vendaje compresivo sobre el pecho recién operado durante 12-24 h. En el momento del alta hospitalaria se coloca un sujetador deportivo para mayor comodidad y deberás llevarlo día y noche durante un mes.

Sólo si fuera necesario te pondremos unos drenajes que servirán para evacuar los líquidos sobrantes del interior de tu cuerpo que se retiran habitualmente antes del alta hospitalaria.

Podrás ducharte a las 24 – 48 h. desde la intervención aunque no es recomendable el baño por inmersión porque la cicatriz está tierna.

Al día siguiente ya podrás levantarte y marcharte a tu domicilio, guardando una serie de precauciones que la doctora te recomendará.

El alta hospitalaria tras el aumento de senos, lleva indicada una medicación analgésica, antibiótica y antiinflamatoria, para evitar complicaciones en el postoperatorio y evitar el dolor.

Durante los siguientes siete días irás sintiéndote cada vez con más fuerzas para recuperar tus hábitos diarios. Al principio necesitarás reposo y te sentirás algo débil, notarás tus pechos hinchados. Sin embargo, con el paso de los días la recuperación se hará cada vez más evidente, y, con toda probabilidad, cuando pase la primera semana ya te encontrarás con ganas de volver a tus ocupaciones normales.

El resultado del aumento de pecho es inmediato, aunque recomendamos esperar unos meses hasta ver el resultado final.

Recomendaciones para después de la operación

Cuando el implante es subglandular o subfascial las molestias son mínimas. Cuando la prótesis es submuscular el postoperatorio es más doloroso y es importante mantener en reposo los brazos sin hacer fuerza para evitar la contracción del músculo pectoral y el desplazamiento de la prótesis. Es normal sentir molestias y sensación de tensión

Movimientos y esfuerzos

Es muy importante evitar esfuerzos durante 15 días. Es recomendable evitar hacer movimientos bruscos con los brazos, así como levantar objetos pesados.

Después de la intervención es necesario evitar cualquier peso sobre las mamas recién operadas, y hay que dejar pasar un tiempo hasta que la cicatriz interior cure completamente. Durante los diez primeros días deberás dormir boca arriba. Poco a poco podrás ir girándote y adoptando una postura lateral, pero deberás tener un poco de paciencia y esperar a que desaparezcan las molestias antes de acostarte en cualquier postura.

Tu propio cuerpo te irá avisando de los movimientos que puedes hacer recuperando tu actividad poco a poco. Ten en cuenta que cada persona tiene un ritmo de cicatrización diferente, así que no existe una norma general para todas las mujeres operadas de mamoplastia de aumento. Su recuperación dependerá de este ritmo. No tengas prisa, muévete con suavidad y con el tiempo te irás sintiendo mejor y la hinchazón de tus mamas irá disminuyendo poco a poco. Las prótesis irán situándose y adaptándose a su nueva ubicación durante los próximos meses.

Al igual que le ocurre a un pecho natural, un pecho operado necesita también cuidados. Es muy importante que cuides sus mamas, por lo que el uso de sujetadores adecuados y de cremas hidratantes y reafirmantes ayudará a que tu pecho se mantenga firme y erguido durante más tiempo. Evita los golpes y maniobras bruscas, ya que aunque puedes hacer una vida normal, al igual que ocurre con unas mamas naturales, siempre deberás tener cuidado y evitar golpeártelas.

El sujer

Durante los primeros dos meses es aconsejable utilizar un sujetador deportivo, sin aros, hasta que la mama tome su forma definitiva. Pasado este tiempo ya se puede empezar a utilizar cualquier tipo de sujetador.

Hacer deporte

Generalmente, se puede volver a hacer deporte una vez pasado alrededor de un mes.

Durante el primer mes tienes que evitar los movimientos bruscos de brazos y el levantamiento de peso. Pasado este tiempo, y a medida que las molestias van desapareciendo, puedes empezar a hacer ejercicio con las debidas precauciones. Poco a poco, y a medida que te vayas sintiendo con más fuerza, podrás practicar cualquier deporte.

Cuando la colocación de la prótesis es subglandular o subfascial no supone ningún problema pudiendo retomar los ejercicios de musculación pectoral en 30 días. En el caso de que la prótesis sea subpectoral no recomendamos seguir con musculación de la zona pectoral de forma continuada.

Las cicatrices

Los puntos son retirados entre los siete y los diez días.

Debido al proceso de cicatrización es normal sentir picor y la cicatriz enrojecida.

Existen diversos productos que ayudan a mejorar la cicatrización, entre otros se encuentran las tiras de TROFOLASTIN o también MEPIFORM, que se deben de aplicar sobre las cicatrices y dejarlas actuar durante un tiempo. También puede ayudar la aplicación de aceites de rosa de mosqueta o de aloe vera.

Vuelta al Trabajo

Dos o tres días si tienes un trabajo de despacho sin esfuerzos. Se aconsejará no realizar actividades que provoquen la contracción del músculo pectoral, es decir, no hacer fuerza con los brazos durante dos semanas. Podrás realizar tu actividad diaria normal evitando esfuerzos.

Reiniciar Relaciones Sexuales

Esto dependerá de cómo te encuentres y de la sensibilidad y de las molestias que tengas en la zona del pecho. Normalmente, pasados 15 días de tu intervención ya es posible mantener relaciones sexuales, en posturas cómodas y evitando la presión y el peso sobre los senos.

La utilización de pastillas anticonceptivas no está contraindicada en el caso de una intervención de aumento de mamas por lo que no deberás interrumpirlas.

Es muy importante que no viajes en avión al menos durante el mes siguiente a la cirugía porque existe riesgo de que la cicatriz se distienda y se abra. Pasado un mes podrás viajar tranquilamente en avión, los implantes mamarios no “estallan” en los vuelos.

Esta es otra leyenda urbana más.

Conducir

A partir de la primera semana después de la operación, ya se puede conducir. Pero durante el primer mes no conviene realizar conducciones largas.

Masajes

La doctora te aconsejará si efectuar masajes en las mamas es necesario en tu caso o no. Esto depende de diversas circunstancias que el propio profesional valorará.

Vida Normal

Podrás hacer vida normal con ciertas limitaciones en los brazos a partir de la primera semana.

Sol y Playa

Guardando las debidas precauciones y protegiéndote del sol, puedes ir a la playa y bañarte, una vez haya pasado el periodo de convalecencia de un mes.

Durante el postoperatorio inmediato está totalmente contraindicado el sol sobre la cicatriz y sobre las mamas, debido a la inflamación.

PREGUNTAS FRECUENTES (F.A.Q)

La edad mínima viene determinada por el desarrollo completo de los caracteres sexuales. Aconsejamos a partir de los 18 años aunque en ocasiones puede intervenirse a los 16 con el consentimiento de los padres.

Ni unas ni otras son mejores ni peores, simplemente tienen otra forma y la técnica para su implante varía ligeramente. Por ejemplo, una diferencia es que las prótesis anatómicas tienen más variedad de formas y perfiles, de tal manera que implantadas por manos expertas pueden ayudar a mejorar la forma de las mamas.

Existen estudios que demuestran el mayor índice de roturas después de 10 – 15 años de la colocación. Actualmente gracias a las innovaciones en tecnología existen materiales mucho más resistentes y existen marcas que nos dan garantía de la prótesis. En cualquier caso creemos que es recomendable el seguimiento y estudio anual de la prótesis sobre todo a partir de los 10 años de colocadas.

La colocación de unas prótesis mamarias puede aumentar las dimensiones de la areola aumentando por tensión y el pezón puede proyectar hacia fuera un poco más, sobre todo durante los tres primeros meses hasta que las mamas quedan completamente blandas y naturales.

Una diferencia muy importante está en la calidad de las prótesis. Hoy en día las nuevas prótesis de gel cohesivo no se tienen que cambiar a los 10 años, solo controlar. Actualmente la gran mayoría de los implantes elegidos por nuestras pacientes (también preferidos por nosotros, los cirujanos) son los implantes anatómicos, que dan más naturalidad al pecho.

Se aconseja esperar un tiempo prudencial mínimo de un año desde la fecha de la intervención antes de dar de mamar.

No, esto solo puede ocurrir si la prótesis esta desgastada, con la envoltura fina. Se recomienda consultar con el cirujano plástico y tomar las precauciones según el caso. Estar operada de un aumento de mamas no contraindica la mamografía como técnica diagnóstica.

No. La intervención no afecta a la lactancia, ni a la calidad ni a la cantidad de leche generada por la mama.

La cápsula existe siempre que colocamos un implante como reacción del cuerpo a un elemento extraño. Esto es positivo porque aísla la prótesis del tejido corporal y en caso de rotura la silicona no se disemina y es muy fácil sustituirla por una prótesis nueva. Si la reacción capsular es muy fuerte hablamos de contractura o endurecimiento. Solo en los casos de mayor grado se producen molestias en la paciente.

Siempre que desees tener un pecho más grande. Nosotros te aconsejaremos el tamaño adecuado pero siempre teniendo en cuenta tus deseos. Los casos con hipoplasia de mamas pueden ser constitucionales o secundarios al embarazo o a un adelgazamiento. Si lo que deseas es recolocar el pecho la intervención adecuada seria la mastopexia o elevación de la mama con o sin utilización de prótesis.

Hasta hace poco los únicos implantes mamarios que se utilizaban para aumento mamario estético eran los redondos con mayor o menor proyección. Los resultados estaban limitados por la poca variedad de implantes dando en ocasiones resultados poco satisfactorios. Los implantes anatómicos permiten escoger entre 12 tipos diferentes, en tres alturas diferentes y con 4 proyecciones distintas con diferentes bases dependiendo del tórax de la paciente.

 

Cada implante tiene forma anatómica dando un aspecto mas natural en cuanto a su forma y la distribución del peso. Los implantes redondos siguen estando indicados en un gran número de casos aunque en determinadas ocasiones la gran variedad de posibilidades que nos ofrecen los implantes anatómicos nos dan la diferencia entre un buen resultado y un resultado mediocre.

No se ha podido encontrar nunca ninguna relación entre el aumento de mama y el cáncer.

La incisión es mínima y muy discreta. Se suele realizar en el límite entre la areola y la piel de la mama y queda disimulada por la propia rugosidad del tejido. Al cabo de pocos meses se pone del color de la piel. Si la cicatriz está en el surco mamario también queda oculta.

Los drenajes suelen ser recomendables, aunque es una decisión que debe tomar el cirujano. En ocasiones, y si se considera que la cirugía ha sido lo suficientemente limpia en el sentido clínico, se evita su uso debido a que, igual que sirven para evacuar líquidos, pueden convertirse a su vez en una vía de acceso para posibles infecciones que pueden llegar desde el exterior.

Hasta pasados seis meses de tu intervención de aumento de mamas no es aconsejable quedarse embarazada. Sin embargo, si por alguna razón te quedases embarazada antes de que pasase dicho periodo de tiempo, ello no supondría un gran problema sino sólo molestias ocasionales que deberías valorar con tu médico cuando llegue el momento.

La existencia de prótesis no interfiere la lactación. De cualquier manera, dependerá de la vía por la que ha sido colocada. No existe contraindicación, aunque el cirujano te informará más detalladamente de las posibles repercusiones a nivel estético.

 

Después de un aumento de senos ¿se pueden hacer mamografías? Sí, no existe ningún problema. No obstante, es conveniente recordárselo al radiólogo porque se modifica la técnica radiológica.

El pecho seguirá su evolución natural y lo que se modifica con la edad es la glándula y no las prótesis.

La contractura capsular es la principal complicación de los implantes a largo plazo.Lo más importante es detectarla a tiempo. Por eso insistimos a las pacientes que son de gran importancia los controles pautados por su cirujano. Dentro de la contractura capsular hay cuatro grados y solo el grado cuatro nos obliga a reoperar porque la paciente siente dolor y deformidad en sus pechos. En estos casos se debe quitar la cápsula y recambiar las prótesis.

Las prótesis se me han desplazado un poco hacia abajo. ¿Cómo se soluciona? La cápsula es tan delgada que no llega a sujetar la prótesis en su posición y el surco mamario desciende. El tratamiento consiste en abrir dicha cápsula y suturar el surco en su posición correcta, consiguiendo mantener la prótesis en su posición correcta.

Disponemos de la posibilidad de aumentar el volumen mamario mediante infiltración de grasa propia o lipofilling, proceso reservado para aumentos discretos siempre y cuando dispongas de zonas que nos permitan la extracción y teniendo en cuenta que es también un procedimiento quirúrgico que requiere quirófano.

Pensamos que sí. Como en todo, existen calidades y precios diferentes. Es imprescindible que dispongan de la correspondiente homologación sanitaria.

Varias líneas de investigación coinciden que la prótesis facilita la palpación de posibles nódulos por empujar el tejido desde dentro.

Un resultado natural depende de la técnica quirúrgica, del uso de prótesis de la mejor calidad y también de las características físicas del pecho antes de ser operado. No se debe percibir a simple vista, ni al tacto que se trata de un pecho operado, si hemos conseguido el resultado deseado.

La contractura capsular no es otra cosa que una cicatrización anormal de la cápsula que se forma alrededor de la prótesis, como consecuencia de un rechazo del organismo hacia ésta. Una vez introducidas las prótesis en la mama, el organismo produce siempre de forma natural una cápsula fibrosa alrededor.

 

Esta formación es como una piel interior lisa formada sobre todo por colágeno natural. Normalmente esta cápsula fibrosa no causa ninguna molestia, pero a veces se desarrolla más de lo normal, ejerciendo presión sobre los tejidos y endureciendo la mama, y puede llegar a deformarse por la fuerza producida. En casos extremos puede aparecer dolor, porque para disminuir el tamaño del cuerpo extraño, el organismo añade fibras contráctiles a la cápsula para intentar empequeñecer al máximo el implante. Llegado a este punto, la solución suele ser la retirada de las prótesis, aunque a veces puede corregirse mediante masajes y otros tratamientos de medicina estética.

 

El uso de implantes rugosos disminuye notablemente los índices de contracturas capsulares, razón por la cual los implantes de textura lisa se utilizan con menos frecuencia.

En el caso de los implantes de silicona normalmente el paciente refiere un cambio en la consistencia aunque es preciso una ecografía o una mamografía para el diagnostico. En caso de duda con las exploraciones anteriores la resonancia magnética es el método más fiable para diagnosticar las rotura de prótesis de mama, además permite valorar el tejido fibroglandular de la mama. En cualquier caso después de una rotura del implante es necesario reintervenir a la paciente para recambiar la prótesis o retirarla definitivamente si es el deseo de la paciente.

El implante mamario no interfiere con el embarazo ni con la lactancia. Lo que sucede es que debido a los cambios hormonales se modifica el tejido glandular de la mama, modificando el tamaño y la consistencia de las mamas.

Si dentro de unos límites razonables. Piensa que el tamaño final es la suma del tejido mamario más la prótesis.

La aparición de “ripling” se debe a varios factores. Es más frecuente en mujeres muy delgadas en las que se coloca una prótesis más ancha de lo que corresponde al diámetro del pecho y rellena de un gel no cohesivo. La solución es colocar una prótesis de gel cohesivo de base más estrecha colocada subfascial o subpectoral y bien cubierta por el tejido propio.

Pide una Cita

Clínica Doctora Yagües
Fernando el Católico 61 Esc 1 Piso 1
50006
Zaragoza
633 288 268

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto (requerido)

Mensaje