Corrección de Lóbulo Rasgado

El desgarramiento de la oreja consiste en el agrandamiento indeseado del lóbulo de la oreja frecuentemente causado por el peso de los pendientes y piercings o tirones bruscos involuntarios (lóbulo rasgado).

El desgarramiento suele ir en aumento y puede llegar a dividir el lóbulo de la oreja en dos. Afortunadamente el lóbulo rasgado tiene fácil solución. Se trata de una intervención ambulatoria con anestesia local y sin hospitalización.

En nuestra consulta de Zaragoza, tratamos a pacientes que a causa del uso frecuente de pendientes tengan los lóbulos de la oreja alargados o rasgados. Si esta alteración no es tratada, suele empeorar con el paso de los años hasta rasgar completamente los lóbulos.

En la mayoría de casos el lóbulo desgarrado está cicatrizado por lo que no se puede coser piel con piel ya que al retirar los puntos quedaría exactamente igual, por lo que es necesario extraer ligeramente la piel exterior para que los bordes del tejido puedan cicatrizar entre ambos. Una vez cosidos con puntos de sutura el lóbulo se juntará y quedará mucho más estético y funcional pudiendo nuevamente llevar pendientes de una forma cómoda en menos de un mes desde el tratamiento del lóbulo. En general este procedimiento dura aproximadamente 30 minutos aunque depende del desgarramiento a tratar.

Proceso Quirúrgico

La lobuloplastia es una corrección quirúrgica del orificio del pendiente que se vuelve a cerrar y suturar. Se realiza de forma ambulatoria con anestesia local y dura 30 minutos.

Postoperatorio inmediato

En la mayoría de los casos no suele molestar y no requiere el uso de calmantes. Se retiran los puntos a los 7 días de la corrección y a las dos-tres semanas se puede realizar un nuevo orificio.

Quiero Pedir una Cita

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto (requerido)

Mensaje