liposucción en Zaragoza

La liposucción en Zaragoza sigue siendo uno de los procedimientos estéticos más populares entre los pacientes por su capacidad para eliminar el exceso de grasa. Es por ello que queremos asesorar a nuestros pacientes y vamos a realizar una serie de artículos en los que hablaremos ampliamente sobre este tratamiento estético tan popular.

A pesar de la creencia generalizada, el problema de los depósitos de grasa localizada afecta a mujeres de todas las edades y tipos de cuerpos, incluso a mujeres delgadas. Por ello se recomienda este tratamiento a aquellas personas que se encuentran en su peso adecuado  o cerca de él y aun así tienen depósitos de grasa.

¿Quién puede someterse a una liposucción?

Los mejores candidatos para la liposucción son los que están cerca de su peso corporal ideal, pero tienen depósitos de grasa  que se resisten a desaparecer a pesar de seguir una dieta equilibrada y realizar ejercicio.

Para las personas con sobrepeso moderado, la  liposucción puede ser un incentivo más para seguir con la pérdida de peso. No hay que olvidar que la liposucción no puede considerarse como una solución para realizar un control de peso adecuado. Ya que no es sustitutivo de llevar unos hábitos de vida saludable en los que la dieta y el ejercicio son los pilares fundamentales.

La liposucción no es un tratamiento para la obesidad

Tal y como hemos dicho anteriormente la liposucción si se utiliza como un método para el control de peso es muy probable que el resultado no sea el adecuado ni tampoco duradero. De hecho, si algún profesional médico o centro de cirugía estética accede a realizar el citado tratamiento debe asesorar al paciente indicándole que lo más recomendable es conseguir primero un peso estable para obtener los resultados deseados.

Así, el mejor momento para realizar una intervención de estas características es cuando el paciente ha logrado estabilizar su peso para obtener los resultados deseados.

Otro de los factores relevantes para conseguir una liposucción de éxito es tener un buen tono de piel. Ya que cuanto más tonificada esté la piel mejores resultados obtendremos para ajustarse a los nuevos contornos.

Así, una joven que quiera realizar un tratamiento sobre sus cartucheras frente a una mujer de más edad que quiera realizar un tratamiento de sus muslos, la primera obtendrá mejores resultados en la intervención. Aunque cabe decir que siempre hay excepciones.

A continuación mostramos los cinco factores que favorecen un resultado exitoso en este tipo de intervenciones:

PROS

  • Buen tono de piel
  • Piel tersa
  • Pacientes jóvenes
  • Piel gruesa, como en las cartucheras
  • Mínima exposición previa al sol
CONTRAS

  • Tono pobre de la piel
  • Piel flácida
  • Pacientes mayores
  • Piel delgada, como en el interior de los muslos
  • Extensa exposición previa al sol

Diferentes resultados en función de la zona en la que se interviene

En el cuerpo de la mujer existen zonas en las que al realizar una liposucción los resultados serán más o menos efectivos. A continuación os detallamos las diferentes zonas en función de los resultados que se obtienen habitualmente.

Buenos resultados:

  • Muslos, conocidas normalmente como cartucheras.
  • Caderas
  • Cara interna de las rodillas
  • Zona abdominal

Todas las áreas del cuerpo no responden de igual forma a la liposucción. No hay que olvidar que para conseguir un resultado favorable y adecuado a nuestras expectativas tiene que ser una zona en la que la piel de la paciente tenga un buen tono, ya que si es una piel delgada y que cae, el tratamiento de liposucción puede ser contraproducente e incluso recomendable realizar otras intervenciones complementarias como puede ser la extracción del exceso de piel.

En Zonas como la cara interna de los muslos o la zona abdominal, además de realizar la liposucción suelen ser recomendable realizar también una  abdominoplastia o lifting crural, también  llamado lifting de muslos.

Esto se debe a que la mayoría de zonas del cuerpo tienen dos capas de grasa: una delgada, que es la capa superficial y otra más gruesa que se encuentra más profunda. Es para extraer esta capa más profunda para la que se recomienda someterse a una liposucción.

En zonas como la cara interna de los muslos o los brazos, la realización de esta intervención, al disponer de una capa muy fina de grasa, puede dar un resultado diferente al esperado, si la intervención no se realiza adecuadamente, puede dar lugar a  la aparición de irregularidades en la piel, hoyuelos o arrugas.

Las zonas con pliegues naturales como ocurre  entre la nalga y el muslo, son zonas  complejas a la hora de  realizar una liposucción. Por dicha razón muchos cirujanos solo intervienen realizando una liposucción superficial, para evitar dañar alguna de las bandas fibrosas que mantienen el pliegue natural que separa la pierna del glúteo, causando algunas anomalías a posteriori.

Si la liposucción se realiza en caderas y muslos, uno de los factores a tener en cuenta es la armonía, ya que en algunos casos, si se someten a este tratamiento solo muslos, la cadera puede quedar desproporcionada respecto a los mismos y viceversa. Por tanto, en caso de querer tratar esta zona con un tratamiento de liposucción lo más recomendable es realizarla en caderas y muslos para seguir con la armonía corporal propia de la paciente.

Revisión a los seis meses

Aproximadamente entre el 5 y el 15% de los pacientes que se han sometido a una liposucción solicitan una revisión posteriormente. Esta revisión del tratamiento se realiza cuando después de  seis meses, siguen existiendo depósitos grasos asimétricos.

La revisión o retoque después de una liposucción puede producirse independientemente de la experiencia del cirujano plástico que realice la intervención. Esto se debe, en parte, porque la liposucción se realiza con el paciente tumbado en lugar de estar de  pie y eso hace que cambie ligeramente la forma de la zona a liposuccionar.

No debemos olvidar, además, que aunque el cirujano haya realizado correctamente la intervención existen múltiples factores que escapan al control del cirujano y que pueden hacer que el resultado final no sea el adecuado a la primera. De ahí que si en los siguientes seis meses, después de la intervención, se perciben aún depósitos de grasa lo más recomendable es acudir de nuevo al centro y realizar una revisión de la intervención.

Lo más seguro es que el cirujano realice la revisión adecuada renunciando a sus honorarios para realizar el retoque necesario si se realiza en este periodo de tiempo posterior a la intervención.

¿Cuánto vale una liposucción?

Someterse a una intervención de cirugía estética tanto en Zaragoza  como en el resto del país implica un coste a nivel económico.

Los precios en España para  someterse a este tipo de tratamientos, como son las liposucciones, oscilan entre los 1.500 y los 7.000 euros aproximadamente, pero lo cierto es que no hay un estándar definido.

En muchos casos las tarifas pueden variar en función del volumen de liposucción, las áreas específicas tratadas, el número de áreas intervenidas o el tiempo de liposucción. Por norma general, cuanto más cantidad y más áreas se han liposuccionado, mayor será el precio.

No lo dudes y consulta a nuestros especialistas en cirugía estética si la liposucción Zaragoza es el mejor tratamiento para ti.  Nuestros profesionales estudiarán tu caso y te recomendarán la solución que mejor se adapte a tus necesidades para disfrutar de un cuerpo  ideal y una salud excepcional.